¿Cómo controlar el mal genio?

Autoayuda

Ideas para saber cómo manejar y resolver todo tipo de situaciones cotidianas. Una ayuda para acabar con los miedos, celos e inseguridades y potenciar lo mejor de cada uno.

Autoayuda - Wiki

¿Cómo controlar el mal genio?

Resumen

Por Dr. Marcelo Cubellun, Equipo de Bien Simple
Médico Psiquiatra
M.N. 69874

 

¿Eres irascible o vives malhumorado? Seguramente esta actitud no sólo te impide disfrutar de la vida, sino que también dificulta tus relaciones sociales. Sigue estos consejos y lograrás dominar tu mal temperamento.

 

Pasos

1

Identifica aquello que te genera malestar. Si eres capaz de investigar lo que desencadena tus sentimientos de ira, podrás tomar mejores decisiones acerca de cómo enfrentarte a esos disparadores. Si estás preparado, podrás contar con estrategias preventivas que te ayudarán a mantener un mejor control de tus emociones negativas.

2

Tómate un tiempo de espera. Simplemente “contar hasta diez” o esperar un tiempo antes de reaccionar, puede apaciguar tu primera reacción. Los impulsos no suelen ser buenos consejeros, por ello respira profundo y piensa antes de actuar.

3

Aléjate de personas que te irritan. Procura no estar en compañía de personas con las cuales no te sientes a gusto. Es tu derecho elegir con quién quieres estar o entablar una conversación, y en aquellos momentos en los cuales no es posible elegir, procura hacer uso de tu derecho a decir y contestar lo justo y necesario.

4

Realiza ejercicio. La actividad física puede proveerte una salida saludable a tus emociones negativas, especialmente si sueles estallar a diario. Elige aquella que sea más acorde a tus capacidades y gustos. Sólo tienes que animarte y empezar a descargar tus tensiones disfrutando de algo que sea de tu agrado.

5

Practica técnicas de relajación. Desarrollar habilidades y destrezas para relajarse, puede ayudar a controlar el mal genio cuando comience a brotar. Usa tu creatividad, escucha música, escribe en un blog, aprende técnicas de respiración y relajación corporal, o intenta con clases de estiramiento y yoga.

6

Piensa en las consecuencias de tus actos. Decir o hacer cosas que hagan daño suele ser muy peligroso. Te arriesgas a lastimar o herir a alguien. Por ello, mantén la calma cuando te sientas enojado y esfuérzate por postergar la charla o discusión para un momento de mayor tranquilidad, ya que furioso no llegarás a buen puerto.

Importante

• Ten en cuenta que las personas que son capaces de controlar su mal genio, se enferman con menor frecuencia, y se sienten mejor emocionalmente, además de ser más amigables y sociables.

• En caso de que no puedas controlarte, solicita ayuda profesional. Un tratamiento adecuado podrá ayudarte a vivir de manera más plena y satisfactoria.

Atención
Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad.
Comentarios
  • ¡Esta nota aplica a algunos que conozco! ¿Cómo se los digo indirectamente?

Página 1 de 1 (1 objetos)