Resumen

Por Dr. Marcelo Cubellun, Equipo de Bien Simple
Médico Psiquiatra
M.N. 69874

Las circunstancias que te llevan a estar solo en estas fiestas pueden ser múltiples. Sin embargo, soledad y angustia o depresión no tienen por qué ser sinónimos. Ten en cuenta estas soluciones para poder disfrutar de la experiencia de pasar estas fiestas navideñas y de fin de año contigo mismo.

 

Pasos

1

Acepta las circunstancias y concéntrate en encontrar el clima festivo dentro de ti. La compañía no garantiza el no sentirse solo. Por ello, si ya has pasado gran parte de tu vida buscando la plenitud fuera de ti mismo, estas fiestas en soledad serán una buena oportunidad para que mires hacia tu interior. Ni en el árbol de Navidad ni en las tiendas encontrarás la paz interior que te conducirá a luchar por tus deseos ¡Adelante, la decisión es tuya!

2

Recuerda que tú eres el invitado de honor. Que no tengas invitados para la cena de Navidad no implica que no puedas agasajarte, conviértete en el invitado de honor. Ponte tu mejor ropa, perfume y accesorios. Elige una buena música y regálate una velada inolvidable.

3

Sé creativo. Suele ocurrir con frecuencia que nos dejamos llevar por la publicidad. Sin embargo, las fiestas reales no son iguales a las de los anuncios. Aprovecha tus recursos y maximiza su empleo. Anímate a ser creativo y sacar lo mejor de esta experiencia.

4

Dile adiós a los pensamientos negativos. Las características positivas o negativas de tus pensamientos, sin lugar a dudas, moldean tu estado de ánimo. Pensar de manera negativa hará que tu estado de ánimo no sea el adecuado para pasar unas fiestas placenteras contigo mismo. No dejes que ello te ocurra: abre todas las ventanas, baila, canta o practica algún deporte, para dejar atrás o hacer a un lado todo rastro de energía negativa que pueda estar acechando.

5

Elige la mejor opción para la cena. Uno de los momentos centrales o más destacados de las fiestas suele ser la cena. Ocúpate con tiempo para tener todo organizado cuando llegue el momento. Piensa con anticipación cuál va a ser el menú con el que te agasajes y realiza con tiempo las compras correspondientes, ya que los días previos los precios suelen ser mayores. Cuando esté todo listo, saca tu mejor vajilla y permítete disfrutar.

6

Si no toleras la soledad, adelántate y no esperes a que alguien llame a tu puerta. Si estar solo en estas fiestas bajo ningún motivo te parece una buena opción, ponte en movimiento y sal activamente a buscar compañía. Puedes preguntarles a amigos, compañeros de trabajo o, por qué no, conocer nuevas historias de vida y ofrecer tu compañía en hogares de ancianos o niños.

Importante

  • Ten en cuenta que para estar bien en estas fiestas debes bajar tu nivel de ansiedad y exigencia de tener que pasarla bien solo. De últimas son sólo unos días más en el calendario, que tendrán la importancia que tú les desees dar.
Atención
Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad.