Resumen

El pedal del embrague tiene que tener el recorrido libre indicado, ya que si es mayor o menor puede dañar todo el sistema de transmisión. Este recorrido se ajusta fácilmente regulando la extensión del cable. ¿Cómo hacerlo? Lee la siguiente nota.

 

 

Necesitas

Herramientas básicas
Lubricante

 

Pasos

1

El recorrido libre del pedal (desde el momento en que se lo pisa hasta que entra en funcionamiento) debe ser de entre 2 y 4 centímetros. Si es mayor, el sistema podría no quedar desconectado completamente, generando fricción y daños a la transmisión. Si en cambio es muy breve, varias de las piezas actuarán sobre-exigidas. En primer lugar, entonces, analiza cuánto de recorrido “muerto” tiene el pedal del embrague de tu automóvil.

2

En los automóviles que no tienen embrague autoajustable, debe operarse sobre el mismo cable del embrague (envainado como los frenos de bicicleta). Encuentra el recorrido del cable (por debajo del chasis) y la tuerca que libera el ajuste y permite jugar con el largo del recorrido del cable.

3

Presiona el pedal hasta que notes que el embrague entra en acción. Luego mueve el ajuste y vuelve a accionar el embrague hasta encontrar el punto indicado.

4

En el caso de los embragues autoajustables, también es útil hacer un mantenimiento en la garra dentada plástica de ajuste, lubricándola regularmente con grasa siliconada.

Importante

  • Como acción de mantenimiento general, más allá del ajuste, deberás lubricar regularmente los elementos que intervienen en el pedal de embrague.
Atención
Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad.