Resumen

Mantener la temperatura del motor en los niveles correctos, es vital para su vida útil, pero esto no depende sólo del radiador sino de todo el circuito involucrado, por eso es importante revisar y mantener en buen estado todos esos componentes.

 


Necesitas


Guantes de goma
Cepillo
Trapos
Destornilladores y herramientas varias


Pasos


1

Busca fugas:
Con el motor frío y preferentemente con el auto estacionado en su lugar habitual (donde pasa la mayor parte del día), revisa todo el circuito de refrigeración (mangueras, radiador, bomba) en busca de fugas. Las posibles manchas en el piso de color azulado, pueden indicar que el auto tiene este problema.
Muchas veces las fugas se producen sólo en funcionamiento, por lo que una pronunciada disminución de nivel del líquido refrigerante te puede dar esa pauta.

2

Tapa del Radiador:
Por norma se estima que la tapa del radiador debe ser cambiada aproximadamente cada dos años, pero vale revisar si el resorte interno hace buena presión (tiene que estar duro, si está flojo es una mala señal) y que la goma que sella la tapa esté en buenas condiciones. Si se la va a cambiar, asegúrate que la nueva tenga las mismas características.

3

Mangueras:
Son generalmente de goma y hay que revisar que no estén resquebrajadas, que no estén demasiado blandas y que no tengan agujeros. Si alguna presenta estas alarmas, mejor cambia todas para no combinar mangueras viejas con nuevas.

4

Las abrazaderas ajustan las mangueras a las entradas y salidas del sistema.
Asegúrate de que estén en buen estado (no oxidadas) y bien ajustadas. Si hay una fuga en el extremo de una manguera, tal vez sea sólo cuestión de ajustar las abrazaderas.

5

Exterior del radiador:
No sólo es cuestión de cambiar el líquido refrigerante y limpiar el interior del radiador. Su exterior también es vital, ya que las pequeñas chapas de metal disipan temperatura, por eso, con un cepillo y con mucho cuidado de no dañar el sistema, quita restos de suciedad, insectos, barro, pasto, etc.


Importante

  • Es vital asegurarse que el motor este frío ya que el contacto con partes calientes o con el agua hirviendo puede hacerte daño.
  • Para cambiar las mangueras hay que vaciar todo el líquido del circuito por lo que es recomendable hacer la revisión de las mismas antes del cambio del líquido refrigerante.





    Atención
    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad