Resumen

Cuando conduces un automóvil, es mejor no beber alcohol o reducir al mínimo su ingesta. Conoce las equivalencias entre bebidas, fórmulas y cálculos para saber cuando superas el límite permitido por la norma clásica (2001) del índice de alcoholemia, que rige en América Latina.


 

Pasos

1

Las normas clásicas establecen que el grado permitido es de: 0,5 g/l (gramos de alcohol por litro de sangre) en un vehículo particular; 0,2 g/l en motocicletas; y 0 g/l en transportes públicos y de carga.

2

Si bien la concentración de alcohol en sangre varía para cada persona, ten presente que si un hombre de 70 kg. y una mujer de 55 kg. ingieren un vaso de vino de 200 ml., obtendrán un grado de 0,4 g y 0,6 g de alcohol por cada litro de sangre, respectivamente.

3

Si quieres otra referencia, considera que una persona de 70 kg alcanzaría y podría superar el límite permitido, tras haber ingerido: dos chops de cerveza (de 333 ml) o dos vasos y medio de vino (de 100 ml) o dos vasos de whisky (de 45 ml).

4

Ten en cuenta que el alcohol se absorbe a través de la mucosa gastrointestinal y que el punto máximo de concentración de alcohol en sangre, una vez absorbido por el estómago, es de 20 a 120 minutos.

5

Recuerda que el alcohol absorbido alcanza su pico una hora después de la última copa y disminuye a razón de 0.2 g/l por hora.

6

Si no has ingerido alimento, la concentración de alcohol será mayor. Si comes en cantidad, sobre todo alimentos grasos, la concentración de alcohol puede disminuir hasta un 50 %.

7

Ante una ingesta abundante de alcohol, aumenta la cantidad de comidas dulces, ya que el proceso metabólico del mismo provoca una disminución de los niveles de glucosa en sangre.

Importante

° Si estás a dieta, ten presente que el alcohol es una sustancia energética. Por ejemplo, un vaso de whisky de 100 ml contiene alrededor de 250 calorías; uno de vino espumante de la misma medida, 65 kcal.; y uno de sidra, 42 kcal.

° Si no has podido evitar la ingesta de alcohol, deja tu automóvil en un lugar seguro y toma un taxi, o pídele a un amigo, sobrio, que conduzca por ti.





Atención
Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad