Resumen

Si notas que el motor de tu auto calienta más que de costumbre, probablemente se deba a un desgaste del termostato.

Necesitas

• Llaves de boca o de anillo, en pulgadas o métrico
• Destornillador de paleta
• Pinzas
• Guantes de trabajo
• Lubricante en aerosol
• Espátula
• Tela de esmeril
• Termostato nuevo
• Junta
• Sellajuntas

Pasos

Paso 1:

Ve a tu distribuidor de confianza y compra un nuevo termostato, junta y sellajuntas para el tipo y modelo de tu auto.

Paso 2:

Quita la tapa del radiador, tomando al precaución de colocar antes sobre ella un trapo grueso. Gira la tapa lentamente, escuchando atentamente cuando termine de despedir presión. Entonces, quítala por completo.

Paso 3:

Localiza el termostato, ubicado al final de la manguera negra que sale de la parte superior del radiador. Esta manguera está aferrada a la tapa del termostato, que tiene dos bulones a cada lado.

Paso 4:

Quita la manguera usando el destornillador de paleta o las pinzas para quitar la abrazadera. Algunos fabricantes usan una abrazadera con tornillo de acero inoxidable y otros una abrazadera de presión.

Paso 5:

Haz girar la manguera para aflojarla de la tapa del termostato. Usa el lubricante en aerosol si la tarea se torna difícil. Ten en cuenta que se volcará una buena cantidad de agua del radiador cuando termines de quitar la manguera.

Paso 6:

Afloja los dos bulones de cada lado de la tapa del termostato con la llave adecuada. Quita la tapa y extrae el termostato.

Paso 7:

Usa la espátula o raspador para quitar la junta vieja de la tapa del termostato y del lugar donde ésta apoya sobre el motor.

Paso 8:

Usa una tela de esmeril para limar cualquier residuo de la junta. Asegúrate que ambas superficies estén lisas, para que no haya pérdidas de agua.

Paso 9:

Coloca el termostato Nuevo con el mecanismo de resorte, dentro del motor. Fíjate que hay una muesca para que encaje justo la parte superior del termostato.

Paso 10:

Coloca el sellajuntas sobre la tapa del termostato, que hace contacto con la base de la tapa. Coloca la junta sobre la base, haciendo coincidir los agujeros.

Paso 11:

Pon la tapa en su lugar y ajusta los bulones.

Paso 12:

Vuelve a colocar la manguera del radiador.

Paso 13:

Espera a que se seque el sellajuntas antes de arrancar el motor. Lee las instrucciones en el envase del sellajuntas para saber cuanto tarda en secar.

Paso 14:

Una vez seco, arranca el motor y hazlo andar hasta que llegue a su temperatura normal de trabajo. Verifica que no haya pérdidas de agua en la manguera y la junta de tapa del termostato.

Paso 15:

Verifica el nivel de agua y completa el radiador con el faltante.