Resumen

El alternador es una de las tres partes que componen el sistema eléctrico del automóvil. Al ver un alternador, parece difícil de desarmar, pero en realidad es tarea bastante rápida. Cuando tengas el alternador abierto, podrás repararlo o reemplazar la pieza defectuosa.

Necesitas

• Llave fija
• Destornillador

Pasos

Paso 1:

Desconecta el borne negativo de la batería. Este cable es negro. También puedes desconectar el cable del borne positivo, pero asegúrate de desconectar en negativo primero. El alternador tiene carga y no querrás que salten chispas por causa de las herramientas.

Paso 2:

Desmonta el alternador del motor. El alternador debería tener dos bulones para fijarlo al motor. El bulón de tensión, mantiene la tensión de la correa. El otro, que es el pivot, fija el alternador al motor. Afloja y quita el bulón de tensión primero y luego el pivot. Desconecta los cables y quita el alternador.

Paso 3:

Quita el ventilador y la polea del frente. A veces, la tuerca que los sujeta necesita una pistola de impacto para aflojarla. Si no tienes una, podrás llevar el alternador a un taller y usar su pistola. Quita la tuerca y jala la polea y el ventilador del montaje.

Paso 4:

Quita los 4 tornillos que sujetan la carcaza. Estos están ubicados por fuera de la carcaza y son bastante largos. Una vez quitados los tornillos, ya podrás separar las dos mitades de la carcaza.

Paso 5:

Quita las partes internas. Estas son, un anillo de fijación, un rotor, cepillos y rodamientos. Asegúrate de que las piezas estén sueltas antes de intentar quitarlas. Dependiendo del motivo de desarme del alternador, podrás saltearte este paso.