Resumen

Si oíste que cambiar los cables de bujía es tarea fácil y quieres hacerlo tú mismo, toma estos simples pasos para que tu tarea sea más satisfactoria. Deberás identificar el camino que toma cada cable.

Necesitas

• Papel
• Lápiz
• Cámara digital

Pasos

Paso 1:

Establece la forma en que el motor está diagramado. Siempre míralo desde la misma posición. Esto ayuda mucho a la hora de dibujar un esquema. Localiza la transmisión y utilízala como referencia para ubicar la fuente de electricidad del motor. Visualiza el motor desde ese lado.

Paso 2:

Localiza el cable de bujía que se encuentra más al frente. Ésta es la bujía número 1. Todo lo que está de ese mismo lado es impar. Contiene las bujías 1,3,5 y 7 en un V8. En un V6, tiene las números 1,3 y 5. Los ciolindros en línea se identifican con la letra I. Todas estas bujías están en línea.

Paso 3:

Toma nota de qué lado están las bujías impares y suelta un cable. Este cable está afirmado en toda su extensión. Sigue su recorrido y quítalo de las guías de sujeción hasta la tapa del distribuidor.

Paso 4:

Dibuja un esquema de la tapa desde tu punto de observación y un esquema de la posición de los cables sobre las bijías. Al hacerlo, siempre mantén el mismo punto de observación, la parte trasera del motor, para que una vez quitados los cables puedes seguir con facilidad tu esquema.

Paso 5:

Agrega uno a uno los cables a tu esquema hasta que hayas localizado a cada uno desde la bujía hasta el distribuidor. Numerarlos es buena idea y te servirá para saber qué cables has cambiado y dónde va cada uno.