Resumen

Todos deberían saber cómo utilizar el gato que viene con su auto. Intenta esto en casa así sabrás dónde se encuentra el gato y cómo usarlo cuando sea necesario.


 

Paso 1

Estaciona el auto en un lugar nivelado y coloca el freno de mano. Deja la transmisión manual en primera o reversa y pon el automático en estacionar.

Paso 2

Coloca un bloque o ladrillo detrás o enfrente de la rueda (dependiendo de la inclinación del camino) diagonalmente opuesto a la parte a levantar.

Paso 3

Coloca el gato bajo el marco del auto cerca de la rueda a ser levantada. Hay un borde fino que recorre el costado del auto, aquí es donde debe ir el gato. Tu manual de usuario tendrá una imagen del lugar más seguro para colocar el gato. Los gatos de paragolpes se engancharán en las ranuras del frente o paragolpes trasero (en autos viejos).

Paso 4

Cuando el gato esté en su lugar, inserta la manija de acuerdo con las direcciones en el gato, y gira o haz palanca para que el gato se eleve. Si se baja o no puede girar, rota la manija para el lado contrario, o da vuelta el interruptor marcado como 'E' y 'B' (para 'elevar' y 'bajar').

Paso 5

Eleva el gato a la altura necesaria para reemplazar la llanta o colocar el auto en la tarima del gato (una tarima maciza temporal a una altura determinada). Si estás cambiando una llanta, recuerda dejar espacio de más---la nueva llanta estará llena de aire.

Paso 6

Baja el gato al terminar. Ten cuidado y ve despacio. Si has usado una tarima, antes de bajar el gato necesitarás elevar el auto un poco para sacar la tarima de lugar.