Resumen

No hay nada más desagradable para la vista de tu auto que el tinte de las ventanillas y parabrisas descascarado, dejando agujeros y grietas en los vidrios. Aprende a quitarlo sin problemas, para luego esperar el momento oportuno para pegar el tinte nuevo.

Necesitas

• Toallitas de papel
• Limpiavidrios
• Bolsas de residuos negras
• Lana de acero
• Varias navajas para cortar papel
• Amoníaco

Pasos

Paso 1:

Elige un día soleado para tu trabajo. Necesitarás el calor del sol para remover el tinte viejo.

Paso 2:

Considera que tu trabajo durará unas 4 horas. Esto incluye el tiempo de espera del auto al sol.

Paso 3:

Estaciona el auto con la cola hacia el sol.

Paso 4:

Corta una bolsa de residuos por los costados, para que obtengas así una sola hoja de plástico más amplia.

Quita el tinte de la luneta trasera

Paso 1:

Cubre los asientos con una tela gruesa o impermeable para protegerlos de los residuos.

Paso 2:

Rocía el limpiavidrios del lado interior de la luneta.

Paso 3:

Presiona la bolsa de plástico contra el interior del vidrio de inmediato. Cuida de cubrir toda la superficie del vidrio.

Paso 4:

Repite este procedimiento aproximadamente cada 20 minutos, durante unas 2 horas. En síntesis estás quitando el tinte "al vapor".

Paso 5:

Usa la navaja cortadora para "pelar" la película de plástico del vidrio, por un rincón, donde no está el desempañador. De ser posible, deberás quitarlo en una sola pieza.

Paso 6:

Rocía más limpiavidrios mientras quitas el plástico, para evitar que el pegamento se vuelva a endurecer.

Paso 7:

Quita los residuos de pegamento con amoníaco y lana de acero. Esto te llevará un tiempo, así que ármate de paciencia.

Para los vidrios laterales

Paso 1:

Comienza a pelar el plástico con la navaja, sin importar si sale en más de una pieza.

Paso 2:

Quita los residuos de pegamento con la navaja.

Paso 3:

Rocía el vidrio con limpiavidrios y termina de limpiar con las toallas de papel y la lana de acero.