Resumen

¿Humea de color azul tu motor cuando regula o al andar? Es probable que se hayan gastado los retenes de guía de válvulas. Te mostraré lo fácil que es ree,plazarlos con unas pocas herramientas de mano.

Necesitas

• Llaves fijas
• Llaves tubo
• Martillo
• Herramienta para resortes de válvulas
• Pinzas
• Destornillador
• Compresor de aire
• Manómetro a manguera

Pasos

Paso 1:

Desmonta el motor hasta donde tengas acceso a los resortes de válvulas. Deberás quitar la tapa de cilindros, los balancines y los botadores. También deberás quitar las bujías.

Paso 2:

Enciende tu compresor hasta lograr una presión de 60-90 psi, gira el cigüeñal hasta que el cilindro en cuestión esté en su máxima altura. Enrosca la manguera del manómetro en el orificio de la bujía, conecta la manguera del compresor y el cilindro estará presurizado. Las válvulas permanecerán en la posición de cerrado mientras haya presión.

Paso 3:

Con la herramienta de resorte de válvulas, comprime el resorte y quita el seguro de la válvula con un magneto. Este puede estar adherido al retén del resorte y con un suave golpe de tu mano o un martillo pequeño, se aflojará. Pon toallas o trapos limpios alrededor de la zona, para no perder las piezas pequeñas dentro del motor. Quita el resorte.

Paso 4:

Quita el retén de válvulas viejo con una pinza o un destornillador y coloca el nuevo. Haz el proceso inverso para rearmar el sector que acabas de reparar, usa el magneto para instalar los retenes y luego de colocar el resorte, golpetea suavemente con un martillo sobre la cabeza de la válvula para asentar los retenes.

Importante

• Toma tu tiempo, para que la reparación te salga sin inconvenientes, usa un manual de reparación para los torques de los bulones al rearmar las partes del motor.
• Limpia las juntas viejas durante el desarmado, para que el armado sea más cómodo.
• Usa anteojos de seguridad, porque estarás trabajando con resortes y piezas pequeñas que pueden saltar.
• Ten a mano un alfiler de gancho por si el compresor se descompone o si tienes que interrumpir la tarea por alguna razón. Prende el alfiler de gancho a la válvula para evitar que se caiga dentro del motor. Si esto sucediese, tendrás más cosas que reparar y un verdadero dolor de cabeza.