Resumen

Tarde o temprano, a cada auto le toca recibir algún rayón, intencional o por accidente... simplemente es parte de la vida del auto. Si el rayón no es muy profundo, tiene solución casera. Los muy superficiales pueden taparse con un retoque de pintura. Los más profundos requerirán pistolas de pintar y ayuda de un profesional.


Pasos

Sugerencias y advertencias:

• Si tu auto tiene un rayón muy largo, a lo largo del capot o de toda una puerta, quedará mejor si haces repintar todo el panel de chapa en un taller chapista.
• La pintura de algunos vehículos más nuevos tiene esmalte acrílico y no se mezclará bien con las otras pinturas nitrocelulósicas o la imprimación. Siempre es mejor consultar con una tienda de pinturas y buscar sus consejos.

¿Cómo se hace?

Paso 1:

Determina si la pintura de tu auto es acrílica, nitrocelulósica o bicapa. Si no es bicapa, adelante.
Lava el rayón y la zona aledaña con un detergente suave. Esto quitará restos de cera, silicona o cualquier sustancia que pueda afectar la adherencia de la pintura.


Paso 2:

Lija a lo largo del rayón con una lija al agua muy fina, quitando todo resto de óxido que se haya formado.
Sopla para quitar los restos de polvo o simplemente usa un cepillo suave.


Paso 3:

Utiliza cinta de enmascarar y papel de periódico para aislar la zona del rayón, dejando un par de centímetros de luz a ambos lados, para trabajar con comodidad.


Paso 4:

Consigue masilla plástica para carrocerías e imprimación. Esta última generalmente viene para pintar con pistola, en varios colores y etiquetada para uso en automóviles. Es conveniente usar un color más claro de imprimación, para que la pintura con que retoques la cubra con una sola capa.
Con una espátula de plástico, aplica la masilla a un rayón profundo. Una espátula metálica causará más rayones.
Deja que fragüe la masilla, según el tiempo indicado en el envase.


Paso 5:

Lija la masilla hasta que quede al ras del resto.
Sopla o cepilla el polvo que quede.


Paso 6:

Rocía un poco de imprimación sobre la masilla y deja que seque hasta el día siguiente.


Paso 7

Identifica exactamente el color y tono de la pintura de tu auto en el manual del usuario, o bien toma el número de identificación del auto, de la partre inferior del tablero, lado del conductor.
Informa el número a una pinturería de automóviles o a quien venda pequeñas cantidades de pintura para retoques. La identificación del auto da las especificaciones de tu auto, hasta el color y tono de pintura que usa, así que lograr un color idéntico es tarea simple.
Usa un pincel fino para retoques para aplicar la pintura.
Deja que seque durante la noche.