Resumen

¿Te avergüenzan tus orejas, grandes y salientes? ¿Pero no te quieres operar? Aquí te damos una solución fácil y rápida para ocultarlas en tan sólo cinco pasos.



 

Pasos

1

Recoge tu cabello. 

2

Limpia bien la parte trasera de tus orejas.

3

Pon sólo un puntito de pegamento instantáneo (como el que se usa para cerrar heridas) en la esquina superior de la oreja.

4

Presiona la oreja sobre la cabeza.

5

Hazte un peinado que oculte las orejas.

Importante

  • Sólo aplícate un punto de pegamento y en la noche se despegarán con facilidad.