Resumen

 

Aprende a realizar una técnica combinada de reciclado y de cultivo ornamental. ¿El resultado? Una maceta con la cara de un personaje inventado, que podrás regalar o convertir en una opción económica para fabricar eco-artesanías.

 

Necesitas

Medias de nylon rotas 1
Aserrín o viruta de carpintero
Semillas de alpiste
Bandas elásticas pequeñas
Botones negros o marrones 2
Lanas o hilos gruesos de colores
Rociador 1

 

Pasos

1

Corta uno de los extremos de las medias de nylon. Realiza el corte a unos 15 cm del extremo que cubre el pie, obteniendo una “bolsa” de media.

2

Sostén la bolsa e introduce cuidadosamente un puñado de semillas de alpiste en el fondo.

3

Coloca una capa de medio centímetro de semillas en la superficie del fondo de la bolsa. Para lograrlo apóyala sobre una superficie plana.

4

Rellena el resto de la bolsa con aserrín y obtendrás una bola más o menos uniforme.

5

Realiza un nudo fuerte en la base con el excedente de la media. Recuerda que las semillas deben quedar en la superficie de la media.

6

Apoya la bola con el nudo hacia abajo y las semillas hacia arriba para convertirla en una bio-maceta con la cara de un personaje.

7

Con las bandas elásticas forma las orejas y la nariz. Puedes exagerar los rasgos para conseguir una imagen más simpática.

8

Coloca los botones en el lugar de los ojos y adhiere las lanas de colores formando la boca, las cejas y otros detalles que te gusten.

9

Una vez creado el personaje, mantén húmeda la zona de la cabeza con un rociador y al cabo de unos días verás como le crece “el cabello”.

Importante

• Puedes reemplazar las semillas de alpiste por césped o mijo.

• Deja que tu imaginación invente otras formas animadas, como un león, un gusano o un puercoespín.