Resumen

Las altas temperaturas del verano suelen ser un obstáculo para el desarrollo de las flores en el jardín.
Aquí te contamos cómo colorear tu jardín con una planta llamada flor de seda o verdolaga (Portulaca grandiflora), que soporta muy bien la acción del sol. Sus abundantes flores comienzan a aparecer en primavera y se extienden hasta la llegada del frío invernal.


Pasos

1

Si quieres cultivar verdolaga (Portulaca grandiflora) desde la semilla, la época de siembra es en primavera.

2

En cambio si quieres colorear el jardín colocando plantines ya desarrollados puedes hacerlo durante todo el verano.

3

Para ambos casos las condiciones del suelo deben ser las mismas: requiere un suelo arenoso y medianamente fértil. Para generar esta característica, agrega arena de río en el sitio donde vayas a cultivar verdolagas.

4

El riego debe ser moderado. Durante el verano riega a diario pero sólo humedece el suelo sin encharcar. En la primavera y otoño reduce el riego a una vez por semana.

5

Son muy variados los colores de las flores: blancas, rojas, rosadas, amarillas y naranjas y sólo se cierran cuando no les da el sol.

6

No requiere muchos cuidados, sólo tienes que controlar los pulgones y no excederte en los riegos para evitar podredumbres.

Importante

Si la ubicas en jardines rocosos, maceteros colgantes o balcones, la flor de seda tiende a caer como una cortina de flores.