Resumen

También llamadas flor de azúcar, las begonias presentan más de 1500 especies, que incluyen las de flor, las de arbusto y las de hoja. Si quieres aprender a cultivarlas, toma nota de lo que sigue y aplícate a la tarea.



Necesitas


Turba
Corteza de pino
Arena de río
Maceta


Pasos


1

Verifica que la maceta elegida posea orificios de drenaje en la base.

2

Si la maceta no tiene agujeros, haz una perforación central de 3cm de diámetro.

3

Llena la maceta con un sustrato obtenido a partir de mezclar: dos partes de turba, dos partes de corteza de pino y una parte de arena de río.

4

Coloca el esqueje o las semillas de begonia en el centro de la maceta y cúbrelas con una capa fina del mismo sustrato.

5

Ubica la maceta en un sitio con luz, donde el sol no le dé en forma directa.

6

Modifica la cantidad de riego a lo largo del año. En verano riega dos veces por semana y durante el invierno redúcelo a un riego cada diez días.

7

La temperatura ideal para cultivar las begonias debe oscilar entre los 15 y los 18ºC.

8

Cuando notes que la begonia ya ha enraizado, aplícale un fertilizante líquido para fortalecer el desarrollo de la planta.

9

Mantén alto el porcentaje de humedad del ambiente y rocía la planta en forma indirecta.

10

Quita las flores apenas se marchiten y no permitas que se desarrollen semillas.


Importante

  • Al rociar tus begonias, evita mojar las flores.
  • No cambies tus begonias de lugar, puesto que son sensibles a los movimientos y los giros de la luz.





    Atención
    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad