Resumen

No sólo en la vía pública encuentras un exceso de imágenes e información destinada a tus ojos. Aprende a preservar los ámbitos donde te mueves habitualmente de la abundancia de estímulos visuales.


Pasos


1

No tires basura al piso, contribuirás a mantener la armonía visual.

2

Evita escribir o pintar las paredes de baños y otros lugares de uso común.

3

Cuando trabajes con tu ordenador, pon un filtro sobre el monitor para que no te dañe la vista.

4

Destina lugares precisos, como pizarras o planchas de corcho, para pegar carteles con información de interés común a los miembros de tu comunidad, en vez de empapelar las paredes.

5

Ordena el material de trabajo que tú y tus compañeros no utilizan más en cajas que puedas archivar prolijamente en algún placard o estantería.

6

Una buena selección de plantas, ubicadas en puntos estratégicos, le darán a tu ambiente laboral un toque natural necesario.


Importante

  • Por pequeño que sea, un cambio siempre dispara otros. Cuanto más armónico sea el lugar donde trabajas, más a gusto te sentirás en él.





    Atención
    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad