Resumen

Fabricar un purificador de agua es muy sencillo, y puedes hacerlo con los elementos que utilizas para tu jardín. Te permitirá contar con agua cristalina donde sea que te encuentres.


 

Necesitas

Botella de gaseosa de 1 ½ litros
Piedras pequeñas
Grava
Algodón
Arena
Navaja

Pasos

1

Corta la botella de gaseosa en la parte superior, y conserva el pico para utilizarlo como embudo.


 

2

En la base de la botella realiza pequeños orificios para que se filtre el agua.


 

3

Agrega dentro de la botella los elementos en el siguiente orden: piedras, algodón, arena y grava.


 

4

Coloca el pico dentro de la base de la botella, formando un embudo.


 

5

Coloca un recipiente limpio debajo de la botella.


 

6

Adiciona poco a poco el agua turbia y verás cómo sale limpia después de pasar por el filtro.


 

Importante

° El filtro retira las impurezas sólidas que tiene el agua, pero no la purifica totalmente: si vas a ingerir el agua, debes hervirla o utilizar pastillas potabilizadoras.