Resumen

El uso del agua potable es una de las problemáticas ambientales más importantes y preocupantes de la actualidad. En muchos países, la escasez de agua es motivo de constantes conflictos bélicos.
Por estas razones es preciso hacer un uso racional de este recurso natural.
Un caso en el que puedes intervenir de manera activa, es en el riego de tus plantas.
Sigue los pasos y ahorra toda el agua posible. Podría dejar de ser un recurso renovable, si no lo cuidamos.


Necesitas


Botellas plásticas con tapa
Clavo de 5"
Pinza con mango aislante
Estacas de madera o metal de 50cm
Cinta adhesiva
c/n
1
1
c/n
c/n


Pasos


1

Enjuaga las botellas plásticas y asegúrate que no queden en ellas residuos del contenido original.
Coloca las tapas y ajústalas.

2

Toma el clavo con la pinza y caliéntalo sobre la llama de una hornalla hasta que se torne de un tinte rojo.

3

Con mucho cuidado perfora las tapitas de las botellas dejando un pequeño orificio en el centro.
Repite el mismo procedimiento y haz dos o tres agujeros en el fondo de cada botella; éstos serán necesarios para que ingrese aire en la botella y salga agua por el agujero de la tapa.

4

Une con cinta adhesiva cada botella con una estaca o varilla.
Haz coincidir uno de los extremos de la varilla con el fondo de la botella. De este modo quedarán varios centímetros de varilla sobrante del lado del cuello de la botella.

5

Llena cada botella con agua y clava sobre el suelo la estaca acompañante, a unos 10cm del tallo de cada planta que desees regar.

6

Controla el flujo de agua que cae sobre cada planta, si consideras que es muy lento, aumenta el tamaño del orificio de la tapa.

7

Puedes utilizar los mismos goteos para distintas plantas, sólo tienes que rellenar la botella con agua y rotar el lugar de anclaje.
Con esta técnica reducirás notablemente el consumo de agua.


Importante

  • Reemplaza el agua potable para regar tus plantas por agua de lluvia que tú mismo puedes recolectar.





    Atención
    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad