Resumen

La práctica de la poda tiene un efecto rejuvenecedor sobre las plantas. Aquí te contamos el modo adecuado para podar las Alegrías del hogar (Impatiens walleriana) y lograr un mayor rebrote y floración.


Pasos


1

El momento oportuno para realizar la poda es cuando los gajos comienzan a abrirse demasiado con respecto del eje central de la planta o algunos tallos tienen mayor largo que el resto. En general los tallos largos crecen sin hojas.

2

Observa la totalidad de la planta y detecta los gajos de entre 5 y 7cm de largo. La longitud de estos gajos es la que tomarás como referencia para efectuar la poda.

3

Con una tijera de corte limpio comienza a cortar los gajos de longitudes superiores a la de los gajos guías. Efectúa el corte por encima de un nudo y procura hacerlo en bisel.

4

Una vez que hayas logrado un largo más o menos uniforme de todos los tallos, corta aquellos que están secos o marchitos.

5

Del material cortado puedes elegir los gajos más vigorosos, plantarlos en un sustrato arenoso hasta que crezcan las raíces y luego trasplantarlos para generar nuevas plantas.

6

No incorpores al sustrato de la planta madre los tallos secos o marchitos ya que pueden contribuir a la proliferación de hongos u otros microorganismos que dañen a la planta.


Importante

  • Recuerda que las alegrías del hogar (Impatiens walleriana) producen mayor cantidad y calidad de flores cuanto más ramificaciones tengan.





    Atención
    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad