Resumen

Para aprovechar los recursos, ahorrar dinero y aprender a administrarte, conoce algunas posibilidades que te permitirán reducir el consumo energético dentro del hogar.


Opciones


1

Comprueba el estado de los burletes de puertas y ventanas. De ellos dependerá el aislamiento térmico dentro del hogar.

2

Aprovecha la luz natural al máximo. Mantén las persianas altas para evitar el uso de artefactos eléctricos en momentos innecesarios.

3

Si pintas tu casa, utiliza colores claros que permitan una mejor distribución de la luz.

4

Utiliza bombitas de bajo consumo y recuerda apagar los artefactos cuando no estés en esos ambientes.

5

Apaga los artefactos eléctricos, como computadoras y televisores, cuando ya no los estés usando.

6

Procura cerrar las puertas cuando hay un aire acondicionado en funcionamiento, así no perderás el frío acumulado.

7

Mantén limpio el interior de la heladera, ventilada la parte trasera y comprueba que sus puertas cierren correctamente. Te garantizará su buen funcionamiento.

8

Si tienes lavavajillas, utilízalo sólo cuando sea necesario. Revisa los tipos de programa que ofrece, suelen incluir una solución para cada necesidad.

9

Utiliza el lavarropas en su carga máxima y procura hacer lavados con temperaturas bajas. Evitarás el derroche de agua y energía.

10

Aprovecha el calor del sol para secar tu ropa.


Importante

  • Date el tiempo que precises para modificar tus hábitos pero si incorporas de a dos o tres por semana, en menos de un mes comenzarás a notar los cambios tanto en tu modo de vida como en la factura de la luz.





    Atención
    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad