Resumen

El mundo que nos aloja necesita de tu ayuda. Día a día, se genera en cada hogar una cantidad de basura excesiva que luego es difícil eliminar. Revisa los pasos que te harán aportar en las cosas más sencillas.


Opciones


1

Averigua en tu centro barrial donde hay contenedores para el reciclaje o si hay un servicio de recolección de este tipo.

2

Separa el cartón y el papel del resto de la basura. Puedes crear una caja para depositarlo allí hasta llenarla y recién ahí llevarla para su reciclaje. Los diarios también entran en este filtro.

3

Utiliza papel reciclado siempre que te sea posible. Cuanto más se use, más disminuirá su precio.

4

El vidrio como el aluminio son reciclables. Sepáralos en bolsas o cajas fáciles de transportar, ya que son la materia prima para otros envases o reutilízalos dentro de tu hogar.

5

Evita comprar productos que tengan envoltorios innecesarios: ahorrarás basura y dinero. Por ejemplo: no aceptes bolsas de nylon para cargar productos que puedes llevar en la mano.

6

Procura no derrochar comida al cocinar. Las frutas y verduras son muy completas y por lo general todo es aprovechable.


Importante

  • Para colaborar con el medio ambiente no hace falta un gran esfuerzo. Es simplemente cuestión de que te generes un hábito cotidiano.





    Atención
    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad