Resumen

Si vives en un lugar con mar y quieres instalar un jardín, debes saber que la salinidad del terreno es un condicionante para la adaptación de las plantas. Sigue estos consejos y podrás darte el gusto de vivir en compañía de muchas especies vegetales.


 

Pasos

1

Antes de plantar, riega copiosamente la tierra hasta encharcarla.

2

Agrega minerales a la tierra (como calcio o azufre) para compensar la sal del mar y enmendar el suelo.

3

Echa estiércol en la tierra: ayudará a disolver la sal.

4

Cuando diseñes tu jardín, ten en cuenta que no todas las plantas resistirán las condiciones del terreno.

5

Considera estos árboles para incluir en tu jardín: pino, higuera, acacia, olivo, algarrobo y palmera datilera.

6

Planta sin inconvenientes estos arbustos: drago, adelfa, yuca, durillo, romero, loto y lantana.

7

Si quieres incorporar plantas trepadoras, las de mayor resistencia al aire de mar son la buganvilla y la madreselva.

8

Completa la fisonomía de tu jardín con algunas plantas herbáceas (santolina, verónica, lavanda, áster, siempreviva) y algunos cactus y crasas (aloe, ágave, sedum).

Importante

° En un jardín con terreno salino, el césped no prosperará bien.
° Tapiza el suelo con pequeños guijarros que retendrán la humedad.





Atención
Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad