Resumen

La rosa del desierto es un arbusto de atractivas flores que se caracteriza por tener un tallo tuberoso muy engrosado en forma de barril como lo indica su nombre científico (Adenium obesum).
Sigue estos pasos y cultiva rosa del desierto en una maceta en el interior del hogar.

Pasos

1. Corta un retoño o renuevo de la planta madre que utilizarás para multiplicarla. La época ideal para realizar esta tarea es a fines del verano.
2. Lava el retoño bajo el grifo y luego déjalo secar sobre un paño absorbente durante una semana.
3. Planta el esqueje en un sustrato compuesto por compost y una cuarta parte de arena de río.
4. Ubica la maceta en un sitio cálido y donde pueda recibir mucha luz solar. Recuerda agujerear la base de la maceta para que tenga un buen drenaje.
5. Mantén húmedo el sustrato con riegos regulares pero sin excesos. Es aconsejable que durante la etapa invernal mantengas casi seco el sustrato.
6. En invierno suele perder gran parte de sus hojas, no desesperes, es parte del reposo o letargo que la planta realiza en esta época.
7. Con la llegada de la primavera, evalúa si la planta necesita ser trasplantada a otra maceta de mayor tamaño. En caso de trasplantarla proporciónale siempre un suelo con buen drenaje.
8. La época de floración es el verano. La rosa del desierto puede florecer varias veces durante el periodo estival si ha recibido los cuidados adecuados durante todo el año.

Importante

• No soporta temperaturas menores a los 10ºC ni tampoco el exceso de humedad, esta combinación inevitablemente tiene como consecuencia la pudrición de los tejidos.