Resumen

El ruibarbo o rhubarb (Rheum rhabarbarum) es una hortaliza muy utilizada en la gastronomía para la elaboración de menús diet por contar con muy pocas calorías.
Aprende a cultivar este vegetal en una maceta con un simple procedimiento.

 

Pasos


1

El ruibarbo se puede reproducir por semilla o por división de sus raíces. Para el primer caso, realiza almácigos en un invernadero durante la primavera.

2

Si ya cuentas con los plantines, el otoño es la época indicada para realizar el trasplante a una maceta.

3

Elige una maceta de grandes dimensiones, ten en cuenta que el ruibarbo suele alcanzar una altura de 2 metros . Cerciórate que la maceta tenga perforaciones en el fondo que aseguren un adecuado drenaje.

4

Prepara un sustrato bien abonado. Mezcla partes iguales de tierra de compost y tierra negra.

5

Llena la maceta con el sustrato preparado y coloca un plantín por cada maceta. Riega abundantemente.

6

Mantén la planta en un sitio donde reciba luz solar pero no sol pleno y donde la temperatura se mantenga alrededor de los 15ºC.

7

Durante la primavera es el momento de cosecha. La parte comestible son los pecíolos de las hojas. Para cortarlos, deben haber alcanzado un largo de entre 30-75cm y un grosor de 3cm promedio.


Importante

  • Este vegetal además de poseer pocas calorías puede ser utilizado como laxante natural.





    Atención
    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad