Resumen

El maní o cacahuate (Arachis hypogaea) es una leguminosa originaria del continente americano. Ten en cuenta el paso a paso y anímate a cultivar una planta de maní en una maceta.


Necesitas


Tierra negra... c/n
Arena de río... c/n
Compost... c/n
Maceta 50cm diámetro... 1
Semillas de maní... 2 o 3/maceta

Pasos

1

Prepara una mezcla de tierra negra, arena de río y compost, y llena una maceta. El sustrato debe ser suelto, con buen drenaje y rico en nutrientes.


2

Coloca 2 o 3 semillas de maní (Arachis hypogaea) en el centro de la maceta a unos 5cm de profundidad.


3

Riega con agua rica en nutrientes. Para esto es recomendable recolectar agua de lluvia.


4

Durante el crecimiento de la planta impide el crecimiento de malezas o malas hierbas.


5

Cuando las hojas amarillean la planta ha alcanzado la madurez del fruto: parte comestible.


6

Para determinar el momento de la cosecha abre una de las vainas y observa el cambio de color de su interior, las semillas deben ser de color rosa o rojo.


7

Arranca la planta entera y cuélgala en un lugar seco y fresco donde estén bien aireadas.


8

Cuando observes que la planta se ha secado completamente, desprende las vainas contenedoras de las semillas comestibles.


Importante

  • Es aconsejable cultivar cualquier otra especie en la maceta donde se haya cultivado maní, para que el suelo se recupere.