Resumen

Las cucarachas encabezan el ranking de los animales más resistentes del mundo y por esta razón son tan difíciles de combatir.
Estos insectos además se encuentran entre los seres vivos más antiguos del planeta y son de los que menos modificaciones han sufrido a lo largo de su existencia.
A pesar de todos estos atributos, las cucarachas no son bienvenidas en casa. Entre otros perjuicios son vectores de enfermedades gastrointestinales.
Bien Simple te ofrece dos opciones ecológicas para combatir esta plaga.


Necesitas


Para la opción 1:

Ácido bórico
Azúcar impalpable
Tapas descartables
(pueden ser tapas de mermelada)
150 gr 
150 gr
c/n


Para la opción 2:

Cebolla
Manteca
Harina de trigo
Ácido bórico
Tapas descartables
(pueden ser tapas de mermelada)
½ 50 gr
1 cucharada
100 gr
c/n


Opciones


 

1

Para la primera opción sencillamente mezcla el ácido bórico y el azúcar impalpable.
Coloca la preparación dentro de cualquier tipo de tapa descartable, utilízala como envase.
Ubica las tapitas con este insecticida casero dentro de las alacenas, muebles y rincones donde hayas detectado la presencia de cucarachas.
Vigila que la mezcla no se humedezca, si esto sucede perderá el efecto.
Renueva el insecticida una vez por semana.

 

2

Para la segunda opción pica la cebolla en trozos bien pequeños, colócalos en una procesadora y agrega la manteca y la harina.
Cuando obtengas una pasta homogénea, retírala de la procesadora e incorpórale el ácido bórico.
Coloca la mezcla dentro de las tapitas descartables y ubícalas en las áreas en donde hubieras visto cucarachas.


Importante

  • El ácido bórico puedes conseguirlo en cualquier farmacia.
  • Evita que la preparación quede al alcance de los niños y de las mascotas.





    Atención

    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad