Resumen

Optimiza el espacio de tu hogar para producir una huerta.
Cultivar en macetas, requiere cuidar más la irrigación y la fertilización de la tierra. Para ello, tienes que tener en cuenta los siguientes consejos.


Pasos


1

Deja un espacio entre la pared y la maceta para que circule el aire y no se acumule humedad entre ambas.

2

Procura que tus macetas reciban la mayor cantidad de luz posible.

3

En el caso de que tengas poco sol y tus macetas sean muy pesadas para trasladarlas, una buena opción es colocar ruedas a cajones de frutas para poder movilizarlos con facilidad.

4

Al seleccionar las plantas, asegúrate de sembrar aquellas que vas a consumir, que sean nutritivas y puedan recogerse mínimo dos veces a la semana como por ejemplo; pimientos, tomates, perejil, cebollín y todas las aromáticas.

5

Si utilizas un gran macetero, puedes colocar en el centro una planta de tomate o pimientos, y disponer hortalizas para ensaladas, en los bordes.


Importante

  • Ten en cuenta que el tiempo de trabajo para un espacio aproximado de 3 x 4 m, es de unos 15 minutos diarios y de un poco más de 1 hora los fines de semana.
  • Divide el tiempo en grupos o turnos rotativos para que toda tu familia pueda participar en el cuidado de la huerta.





    Atención
    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad