Resumen

La madera es un recurso renovable que el hombre utilizó de manera armónica desde sus orígenes. Actualmente la velocidad de reposición de este recurso es menor a la velocidad de consumo y esto produce un desequilibrio en la ecología de varios bosques y selvas del mundo.
Bien Simple te presenta una novedosa idea para hacer un uso sostenible de los recursos; en este caso una técnica para reutilizar los cajones de madera donde se embalan las frutas y verduras.


Necesitas


Cajones de madera
Papel de lija para madera Nº 6
Pintura látex
Rodillo pequeño
Pincel plano Nº 6
Taladro
Mecha para pared 8"
Tarugos de 8"
Tornillos de 8"
Destornillador
4
1
4 colores distintos
1
1
1
1
8
8
1


Pasos


1

Lija los cajones sólo para quitar las asperezas y astillas de la madera.
No es necesario que hagas un lijado profundo, la idea es que queden rústicos.

2

Pinta con el rodillo cada uno de los cajones con un color distinto.
Puedes utilizar colores bien definidos y vivos de distintas tonalidades, como rojo, azul, amarillo y verde.
Cuando se hayan secado aplícales una segunda mano de pintura para darles un mejor acabado.

3

Con el pincel plano pinta los detalles que puedan tener los cajones como láminas de zinc, tornillos o clavos.
Utiliza colores complementarios para realzar los detalles.

4

Presenta los cajones sobre la pared donde hayas decidido colocar las nuevas repisas. Coloca los cajones siempre con la superficie inferior (fondo) sobre la pared y con uno de sus lados paralelo al piso.
Puedes colocar dos de ellos en sentido horizontal y los otros dos en vertical, o con la combinación que más te agrade.
Ten en cuenta que en los cajones que ubiques en posición vertical podrás colocar objetos de mayor altura.

5

Una vez que estés conforme con la disposición de los cajones, marca en la pared pequeños puntos que te ayuden posteriormente en la colocación.

6

Con un taladro haz dos perforaciones en las maderas del fondo de cada uno de los cajones, y perfora la pared en el lugar donde hayas decidido colocarlos.

7

Coloca los tarugos en la pared y amarra los cajones con los tornillos.

8

Utiliza los cajones como divertidas repisas rústicas donde puedas guardar viejos discos LP, libros, revistas, adornos, fanales, portarretratos u otros objetos retro que quieras preservar.


Importante

  • Puedes utilizar colores de una misma tonalidad, por ejemplo distintos tonos de verde que combinen con tus muebles o cortinas.





    Atención
    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad