Resumen

Los murciélagos o quirópteros han colonizado casi todo el mundo gracias a que el hombre, sin proponérselo, le ha provisto los mejores refugios para la especie.
Estos mamíferos voladores anidan y se albergan en los techos de galpones, canaletas u otros desagües, cabriadas y taparrollos en donde pueden colgarse con su cabeza hacia abajo.
Si bien es muy raro que ataquen directamente al hombre, el contacto con los excrementos y la orina puede producir enfermedades como: alergias, encefalitis e histoplasmosis pulmonar. Eventualmente pueden ser transmisores de la rabia. Además es sumamente molesto convivir con sus chillidos
Aquí te contamos algunas técnicas para erradicarlos.


Opciones


1

Primero combate las plagas de mosquitos, escarabajos y polillas. Los murciélagos se alimentan de estos invertebrados en cantidades equivalentes al 50% de su propio peso, por noche. Si reduces el alimento, los murciélagos migrarán a otros sitios en donde puedan conseguirlo.

2

Limpia minuciosamente todos los lugares en donde creas que los murciélagos se albergan durante las noches. Utiliza guantes, barbijo y antiparras plásticas para evitar que sus desperdicios entren en contacto con tu cuerpo. Quita todos los residuos que encuentres y desinfecta con agua clorada de alta concentración.

3

Luego de una limpieza profunda, sella los posibles lugares de entrada y salida de los murciélagos. Puedes colocar membranas plásticas, de metal, burletes de goma o silicona, maderas u otros materiales. Realiza esta tarea en los taparrollos de las ventanas, huecos y entretechos, entre otros lugares, ya que son los que comúnmente utilizan como refugios.

4

Coloca un aparato emisor de ultrasonidos o ahuyentador sónico. Los murciélagos poseen un sistema de ecolocalización. Este sistema tiene un funcionamiento similar al de un radar. Los murciélagos emiten sonidos de altísima frecuencia que rebotan o se reflejan sobre los objetos cercanos permitiéndoles evitar obstáculos y capturar a sus presas. El emisor "confunde" su radar y los desorienta, obligándolos a migrar.

5

Evita cultivar plantas del género Brugmansia, conocidas vulgarmente como floripondio o datura. Los murciélagos son polinizadores naturales de estas especies, por lo que si cuentas con una de ellas se verán atraídos.


Importante

  • No utilices productos químicos para controlar murciélagos, correrás el riesgo de afectarlos y que queden muertos en sus nidos, aumentando las posibilidades de contaminar a tus animales domésticos.





    Atención
    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad