Resumen

Yo utilizo un método ligeramente distinto al que habitualmente se expone. La diferencia principal es que en vez de usar agua para macerar el tabaco, uso alcohol etílico sanitario. Por dos razones

1. El agua (lo mismo que la luz, el calor y el aire) destruyen rápidamente la nicotína, degradándola, y dejándola sin efectividad.
2. El alcohol es un secuestrante de la nicotina. El alcohol arranca la nicotina del tabaco con mucha mayor efectividad que el agua.

Además, el tabaco no tiene porqué ser "nuevo". Valen las colillas. Si de reciclar se trata, este es otro ejemplo.

Necesitas

1. Recolectar colillas. Son mejores las que están poco apuradas y tienen tabaco sin quemar. Debe ser colillas recientes. Si es rubio, mejor.

2. Disponer de un tarro de aprox. 250 cc -un cuarto de litro

Pasos

1.Quitarle a las colillas la brasa apagada. Yo uso unas tijeras. Con los dedos, imprimirle a la colillas un movimiento circular para que las hebras de tabaco caigan al tarro. Descartar el papel y el filtro. El tabaco manufacturado ya tiene bastantes cochinerias, no añadamos más innecesariamente a nuestro insecticida. De las colillas sólo queremos tabaco sin quemar. Seguir echando tabaco hasta casi llenar el tarro. No prensar.

2.Verter en el tarro el alcohol hasta cubrir el tabaco. Las hebras de tabaco dejan mucho espacio vacio entre ellas, así que cabe más alcohol del que en principio parece. Cerrar el tarro con tapa hermética, agitar un poco y dejar macerar de 12 a 24 horas en un sitio SIN LUZ y fuera del alcance de niños. Si se nos olvida y lo dejamos más de 24 horas no pasa nada. La nicotina no se degrada en alcohol. Esta es una ventaja de no usar agua.

3. Pasado ese tiempo, pasar el contenido del tarro por un colador y recolectar el alcohol que estará bastante teñido y muy oscuro. Tirar las hebras de tabaco. A partir de este momento, cuidadito con ese alcohol. Debe tratarse como un insecticida, pues es bastante tóxico. No es nicotina pura, pues está diluida en alcohol, pero aún así es muy tóxico.

4. Verter ese alcohol conteniendo la nicotina en los tres litros de agua. Como ahora la nicotina está diluida en agua, hay que gastarla inmediatamente. Se recuerda que el agua tarda sólo unas pocas horas en degradar la nicotina.

5. Fumigar como de costumbre.

Importante

Este preparado mata de forma fulminante a casi todas las plagas, especialmente áfidos, y según he comprobado personalmente, a las orugas las deja bastante chamuscadas también. Todos los bichos quedan como congelados en una fotografía: Tiesos e inmóviles.

No hay que preocuparse por el pequeño porcentaje de alcohol que suponen unos pocos mililitros diluidos en tres litros de agua.

El plazo de seguridad de este insecticida es de aproximadamente 3-4 dias