Resumen

¿Quieres hacer esta clásica receta? El secreto está en encontrarle el punto justo a la pasta para que esté suave y blanda sin deshacerse al freír. Luego puedes elegir el relleno que más te guste. Aquí te contamos cómo prepararlas con pescado.

Necesitas

Harina
Aceite
Leche
Pescado
Sal
Nuez moscada
Pimienta blanca
Huevos
Pan rallado
10 cucharadas
2 dl.
1 l.
250 g
Al gusto
A gusto
A gusto
Para rebozar
Para rebozar

Pasos

1

Cocina el pescado (al horno, al vapor o a la plancha) y desmenúzalo.

2

En una sartén honda, pon cinco cucharadas de aceite a calentar con fuego suave y ve añadiendo, poco a poco, la harina.

3

Cuando esté frita pero sin llegar a dorarse, añade poco a poco la leche, y remueve para evitar que se formen grumos.

4

Agrega el pescado desmenuzado.

5

Condimenta con sal, un poquito de nuez moscada y una pizca de pimienta blanca.

6

Deja enfriar bien la pasta: adquirirá la consistencia necesaria para moldear las croquetas.

7

Haz las croquetas del tamaño que desees: puedes utilizar dos cucharas para darles forma.

8

Pásalas por el huevo batido y por el pan rallado.

9

Fríelas y ponlas sobre papel absorbente antes de servirlas.

Importante

• Puedes acompañarlas con cualquier tipo de ensalada.
• El pescado puede sustituirse por carne, mariscos o cualquier resto del día anterior.







Atención
Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad