Resumen

Sigue los pasos de esta receta y obtendrás un riquísimo pan para acompañar todo tipo de comidas, realizar sándwiches de fiambre, hamburguesas y aun para comerlo solo.

 

Necesitas

Harina común 1 kg
Aceite 1 taza
Sal fina c/n
Levadura de cerveza 50 g
Agua tibia c/n
Harina para amasar c/n

 

Pasos

1

Coloca la harina en un bol, junto con la sal fina. Realiza un hueco en el centro y agrega en éste la levadura disuelta en agua tibia, y la taza de aceite. Mezcla los ingredientes. Agrega agua de a poco hasta formar una masa compacta, ni muy blanda ni muy seca. 

2

Amásala unos 5 minutos y déjala descansar en un ambiente tibio durante 1/2 hora. Mientras tanto, puedes ir calentando el horno.

3

Pasada la 1/2 hora, estírala con un palo de amasar espolvoreado con harina, para que la masa no se le pegue. Luego colócala dentro de un molde apropiado para el tamaño del pan que desees.

4

Llévalo al horno caliente. Cocina la masa hasta que esté dorada por debajo.

Importante

 

  • Si quieres hacer dos panes grandes en vez chicos, tienes que utilizar media taza de aceite en lugar de 1 entera.

  • Puedes abrir el horno para controlar la cocción, esto no afectará el tamaño del pan.
  • Puedes conservarlo hasta dos días como máximo.