Resumen

Aprende a realizar una salsa en base a berenjenas para acompañar las pastas.

 


Necesitas


Berenjenas
Aceite de oliva para freír
Ajo
Salsa de tomate
Sal y pimienta
Albahaca fresca
Pasta seca
Mozzarella
3
c/n
1 diente
400 cc
c/n
c/n
400 g
200 g


Pasos


1

Corta cubos de berenjenas utilizando la piel. Fríelos en aceite muy caliente.

2

Coloca 1 diente de ajo entero en una sartén con aceite de oliva.

3

Incorpora la salsa de tomate fresco.

4

Retira las berenjenas. Condimenta con sal y colócalas en la sartén con la salsa.

5

Añade hojas de albahaca fresca cortada con las manos.

6

Coloca la pasta elegida en abundante agua con sal. Remueve para que la pasta no se pegue y deja cocinar durante unos minutos.

7

Vuelca la pasta cocida sobre la salsa.

8

Saltea unos segundos y sirve acompañada de cubos de mozzarella y albahaca fresca.
Porciones: 4


Importante

  • Ten en cuenta que el aceite de la fritura debe estar muy caliente. Recuerda que la berenjena absorbe mucho líquido.
  • La pulpa de las berenjenas tiende a oxidarse en pocos minutos. Al contacto con el aire cambia de color, tornándose más morena.
  • Conserva el fruto dentro del refrigerador hasta su consumo. Luego de los 10 días desarrolla manchas pardas y su sabor empieza a amargar.





    Atención
    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad