Resumen

Para poder darnos el gusto de cocinar el Coliflor y no tener que soportar ese aroma pesado y penetrante que deja, lo que debemos hacer es colocar en la cacerola cada tres tazas de agua una de leche.
La leche neutraliza de alguna manera los olores desagradables.
Si gustan poner mas leche, queda mas sabroso.
Pruebenlo y despues me cuentan.
Evelyn