Resumen

Para poder realizar platos orientales, lo primero que debes saber es cómo curar un wok. Aprende a hacerlo de una manera sencilla y rápida.


Pasos


1

Coloca el wok sobre fuego fuerte.

2

Agrega un trozo de grasa de vaca. Presiona con un tenedor por toda la superficie del wok y retíralo. El recipiente debe quedar bien engrasado.

3

Añade una taza de sal gruesa para que mantenga alta temperatura.

4

Baja el fuego a moderado y déjalo por 30 minutos. Retira del fuego y, cuando esté tibio, retira la grasa y la sal con papel de cocina.

5

Lávalo con jabón neutro, sin abrasivos, como por ejemplo el pan de jabón blanco. Sécalo bien sobre fuego para que no se oxide.


Importante

  • El wok, al curarlo, despide mucho humo. Realiza la curación en un lugar aireado.
  • Para mantener el wok por más tiempo, guárdalo seco y untado con aceite.
  • Puedes reemplazar la grasa de vaca por grasa de cerdo.





    Atención

    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad