Resumen

Si disfrutas de comer pescado, este plato te resultará perfecto para agasajar a tu pareja o a tus amigos. Una preparación sencilla para gozar de sabores intensos en la mejor compañía.


 

Necesitas

Salmón blanco
Harina
Manteca
Aceite
Leche
Crema de leche
Queso roquefort
Para la guarnición:
Aceite
Ajo
Brócoli
Tomates peritas
4 porciones

1 cucharada

150 cc
100 cc
100 g


1 diente
1
2

Pasos

1

  Reeboza el salmón blanco en harina.

2

  En una sartén, calienta manteca con un poco de aceite para sellar el salmón por ambas caras.

3

  Retira el salmón. En la misma sartén, incorpora la leche y la crema.

4

  Pisa el roquefort en un recipiente y luego, agrégalo a la crema.

5

  Incorpora el salmón a la crema de roquefort y sigue cocinando.

6

  Para hacer la guarnición, saltea un poco de ajo. Agrega el brócoli cocido al vapor y los tomates cortados en cubos. Condimenta y sírvela con el salmón cuando estén listos.


Importante

• Si quieres probar otras variantes de la salsa, reemplaza el roquefort por otro queso, como camembert, brie o de cabra.
• También puedes sustituir el salmón blanco por otro pescado que te guste más.





Atención
Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad