Resumen

Con sólo verlos en las góndolas de los supermercados, resulta difícil determinar sin un huevo está realmente fresco. Aprende una manera simple de reconocer si el huevo es apto para su consumo y qué tan fresco se encuentra.


Necesitas


Huevo
Agua
Sal
1
200 cc
20 g


Pasos


1

En un recipiente transparente con agua y sal sumerge el huevo del que quieres comprobar la frescura.
Si el huevo se deposita en el fondo, quiere decir que es muy fresco.
Tiene menos de dos o tres días desde la puesta.

2

Si tiene entre tres y cinco días se puede mantener en el centro del líquido porque su cámara de aire ha comenzado a expandirse.

3

Si sobrepasa los cinco días, el huevo flota en la superficie porque su cámara de aire es todavía mayor.

4

Si comparas los tres vasos notarás una gran diferencia en cada uno de ellos.
Cuanto más viejo es el huevo más aire pierde a través de su porosa cáscara, por lo que la cámara de aire se amplía y el huevo pesa menos.


Importante

  • Coloca los huevos en el refrigerador lo más pronto posible una vez adquiridos.
    Ten en cuenta que los huevos envejecen más en un día a temperatura ambiente que una semana en el refrigerador.
  • Guárdalos dentro de su embalaje de cartón para que éste absorba a través de sus poros posibles olores y sabores.





    Atención

    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad