Resumen

¿Quieres disfrutar de un jugo diferente? Para el desayuno, la merienda o refrescarse en cualquier momento del día, el jugo de zapallo (calabaza o ahuyama) no sólo es delicioso sino también muy nutritivo. Aquí te contamos cómo hacerlo en pocos pasos.


 

Necesitas

Zapallo (calabaza o ahuyama)
Leche
Azúcar
1 kilo
1 litro
a gusto

Pasos

1

Lava muy bien la calabaza.

 

2

Pártela en dos.

 

3

Quítale la cáscara.

 

4

Sácale las semillas.

 

5

Ponla a hervir con bastante agua hasta que se ablande.

 

6

Déjala enfriar.

 

7

Lícuala en un litro de leche.

 

8

Agrégale azúcar al gusto.

 

Importante

  • Si no quieres el jugo tan cremoso, lícualo en medio litro de agua y medio de leche.
  • Puedes guardar las semillas para comerlas crudas o tostadas.