Resumen

Los queques nunca son mal vistos a la hora del té, pero cada vez que queremos hacer un queque y nos ponemos a recolectar los materiales nos vemos con una gran limitante: los huevos. Con esta sencilla receta lograrás hacer un queque que sólo lleve un huevo.

Necesitas

2 tazas de harina.
1 taza de azúcar granulada.
1 taza de leche.
1 huevo.
1 cucharada de mantequilla.
1 cucharadita de polvos de hornear

*nota: la cucharada se mide una cuchara de té o de postre. La cucharadita se mide con una cuchara de café.

Pasos

1º Batir la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa y suave, agregar el huevo y seguir batiendo.

2º Agregar la leche alternando con la harina y los polvos de hornear hasta que quede bien mezclado.

3º Vaciar la mezcla en un molde enmantequillado y llevar al horno previamente calentado durante 40 a 45 minutos a fuego mediano por encima.

Importante

No abrir el horno antes del tiempo, ya que el cambio de temperatura hará que se arruine la cocción del queque.
Una vez cumplido el plazo, sacar el queque y meter un cuchillo. Si el cuchillo sale seco es porque el queque está cocido.