Resumen

Lávalos bien y luego déjalos 12 horas en el refrigerador en agua con una cucharada de vinagre.
Lávalos nuevamente y los puedes cocinar a tu gusto o asar en la parrilla.