Resumen

La respuesta que obtiene tu empresa de los clientes potenciales y los posibles empleados se basa en varios factores. Un factor significativo es posiblemente el nombre de la empresa que hayas elegido. Por eso, el nombre de la compañía es, a menudo, un factor fundamental  a la hora de hacer la diferencia.


 

Pasos

1-

Evalúa la naturaleza de tu negocio. Lee en las páginas amarillas los listados de empresas similares. También, busca las palabras que le corresponden en un diccionario para encontrar una variedad de formas de describirlo.-

2-

Si planeas tener una diversa cartera de servicios en el futuro, elige un nombre que no sea demasiado específico o refleje sólo un servicio particular.-

3-

La forma más sencilla de buscar es reunir a los amigos y compañeros de trabajo para arrojar ideas.-

4-

Asegúrate de que el nombre es de fácil pronunciación.-

5-

Evita seleccionar un nombre geográfico para tu negocio, para no generar límites territoriales.-

6-

Averigua las restricciones legales (no todo está permitido) y si no fue registrado por otra empresa.

7-

Registra el nombre elegido con la autoridad correspondiente y has lo mismo con la marca.-

Importante:

El nombre es la identidad de la empresa. Refleja la seriedad y la seguridad que los futuros clientes necesitan.-