Resumen

Te brindamos una técnica simple para esterilizar frascos y dejarlos preparados para contener las conservas.

 


Necesitas


Frascos con sus tapas de metal
Ollas
Toalla pequeña o repasador


Pasos


1

Selecciona los frascos que vas a esterilizar con sus correspondientes tapas.

2

Coloca un repasador en la base de una cacerola.

3

Ubícala sobre la hornalla, prende el fuego y coloca los frascos en la olla, boca abajo.

4

Vierte agua en la cacerola y deja hervir.

5

Coloca las tapas de metal de los frascos en un recipiente aparte del de los frascos con agua, y deja que hiervan unos minutos.

6

Retira del agua y deja secar.

7

Al colocar en el frasco una conserva salada, ubica sobre ella una pátina de aceite de oliva o de maíz y agrega la tapa.

8

Si colocas conservas dulces, ralla cáscara de limón y ubícala sobre la conserva para evitar que se formen hongos. Coloca la tapa.

9

En ambos casos, coloca el frasco con la conserva nuevamente sobre la olla con el paño, y da un segundo hervor.


Importante

  • Si las tapas se hunden en el segundo hervor, cuando los frascos ya tienen lleno el interior, no te preocupes. La conserva está bien hecha, y tiene el aire justo.





    Atención

    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad