Resumen

Es simple y rápido. Para las zapatillas que se percudieron y nunca más volvieron a ser taaaaan blanquitas.

Necesitas

Leche en estado líquido y sal.

Pasos

Colocá la leche en una palangana o balde y disolvé la sal en ella. Después, colocá las zapatillas en esa mezcla, y dejálas reposar unas horas. Luego, lavalas como siempre. Y listo!

Importante

Es necesario que dejes reposar las zapatillas y no las saques inmediatamente!