Resumen

Si quieres tener un invierno cálido dentro de tu casa, Bien Simple te sugiere complementar tu sistema de calefacción con una aislación térmica en los techos.
A continuación, un abanico de alternativas para que elijas la que más te conviene.


 

Necesitas

Fibra de vidrio
Perlas de poliestireno
Lana mineral o fibra de celulosa
Tableros de fibras duras o aglomerados

Pasos

1

Vacía los sacos de perlas de poliestireno entre las vigas, manteniendo el pie sobre una plancha, de manera transversal a las vigas.

2

Extiende los granos y aplana el material con un esparcidor.

3

Si tienes una lámina rígida de poliestireno, recubre las perlas y ajusta las vigas para lograr un mejor recubrimiento.

4

Si el material que vas a utilizar es un tablero de fibras duras o aglomerado, se pueden colocar entre las vigas, aprensando entre dos tableros.

5

Para el aislamiento lo que más te conviene usar es fibra de vidrio.

6

Corta los pedazos que necesitas y colócalos entre las vigas.


Importante

• Si durante la instalación del asilamiento encuentras cables o conductos eléctricos no hay que cubrirlos con el material aislante, sino que se deben dejar sobre éste para evitar un sobrecalentamiento.
• Utiliza guantes, gafas y tapabocas para su instalación, ya que son altamente urticantes.





Atención
Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad