Resumen

Debido a las características particulares de su superficie, pintar una reja requiere de algunas nociones prácticas que te harán ahorrar pintura y esfuerzos. Pon atención a lo que sigue y conseguirás tu objetivo.


 

Necesitas

Brocha de ¼ de pulgada
Brocha de 1" pulgada
Brocha de 2" pulgadas
Diluyente
Pintura de esmalte

Pasos

1

Limpia muy bien la superficie a pintar para retirar los rastros de la pintura anterior o el polvo que se haya acumulado.

2

Si decides pintar con pintura de esmalte, utiliza diluyente para suavizar el esmalte. La proporción es de un 10 a un 15% de diluyente para un galón de pintura.

3

Sumerge la brocha en el tarro de pintura solamente dos tercios del largo de los pelos.

4

Retira el exceso de pintura contra el borde del tarro para evitar goteos.

5

Aplica rápidamente sobre la reja una primera capa de pintura y espárcela sobre toda la superficie.

6

Cuando des la segunda mano, cubre la reja a la perfección. Para evitar desperdicios, no uses mucha pintura.

7

Deja secar durante seis horas por lo menos, antes de aplicar una pintura sellante para proteger las rejas de la intemperie.

Importante

  • Si vas a usar pintura únicamente, escoge una apta para la intemperie.
  • Procura que la brocha sea firme y no suelte pelos al pintar.





    Atención
    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad