Resumen

Si estás cansado de ver viejas calcomanías en los vidrios de tus ventanas, prueba este procedimiento para quitarlas por completo.


Necesitas


Algodón
Acetona o quitaesmalte
Cepillo de uñas o esponja
Trapo
Agua jabonosa
Líquido limpiavidrios o alcohol
c/n
c/n
1
1
c/n
c/n


Pasos


1

Frota la calcomanía con un trozo de algodón embebido en acetona o quitaesmalte. Realiza esta operación hasta que el papel comience a desprenderse del vidrio.

2

Una vez que quede sólo el pegamento, utiliza un cepillo de uñas para quitar todos los restos que aún estén pegados. Si no tienes cepillo, puedes utilizar un trozo de esponja vieja, pero ten en cuenta que el material no debe rayar el vidrio.


3

Limpia con un paño con agua jabonosa y enjuaga bien. Repite este procedimiento si es necesario.

4

Termina el proceso con un líquido para limpiar vidrios o alcohol, para quitar todos los restos de jabón y lograr un vidrio impecable.


Importante

  • De ser posible, trabaja con el vidrio en posición horizontal. Quita la hoja de la ventana de su lugar y apóyala sobre una mesa o directamente en el piso.





    Atención
    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad