Resumen

Con el paso del tiempo y el uso constante las llaves del fregadero, lavamos, regadera, entre otros, comienzan a crear cierto sarro, con sólo tres pasos y un poco de movimiento de muñeca puedes eliminarlos y volver a tener las llaves como nuevas.

Necesitas

1. Una lija de agua
2. Agua (suficiente)
3. La llave con sarro

Pasos

1. Corta una pequeña porción de la lija.
2. Sumérgela en agua para que esté completamente mojada.
3. Frota la llave con la lija hasta remover el óxido o sarro.
4. Lava la llave con un poco de agua para ver el progreso que llevas.
5. Continúa frotando y lavando cuantas veces sea necesario.

Importante

Es importante que consigas la lija de agua, es una lija muy fina que no daña las llaves, y que siempre mantengas la zona que estas limpiando mojada para evitar que se pueda ocasionar algún tallón. Una vez que termines limpia muy bien con agua y posteriormente con tu líquido limpiador favorito.

Puedes hacer este proceso cada vez que veas signos de sarro en tus llaves.