Resumen

Cuando las palomas pasan a ser más que un problema no queda otra que ahuyentarlas y para eso hay una manera "bien simple" y sin causarles daño alguno.

Necesitas

Un globo común de cumpleaños de color (preferentemente rojo)
y unas pinturas acrílicas o marcadores indelebles o permanentes (que no se borren con el agua)

Pasos

Lo único que hay que hacer es dibujar (en el globo) unos ojos parecidos (no tienen que ser exactamente iguales) a alguno de los principales depredadores de las molestas palomas (halcón, búho o gato doméstico) y luego colocar el globo en la zona (o cerca de la misma) en donde saben estar o aparecer las palomas.
Pero lo que sí debemos tener en cuenta es cambiar periódicamente los colores del globo y un tanto la ubicación del mismo para evitar que las palomas se terminen acostumbrando al mismo y le pierdan el miedo.
También sería bueno agregar algunos adornos que se muevan con el viento al mismo pero sin tapar los ojos (que es lo más importante ya que las palomas (junto con otras aves) le temen por instinto más a los ojos de sus depredadores que a cualquier otra parte de sus cuerpos, algo también usado por diferentes tipos de insectos para espantar a sus depredadores). 
 

 

Importante

Si bien este método no es nada nuevo, es fácil que se lo quieran vender a uno a un precio exorbitante, cuando no se trata más que de un globo común pintado (y que lo podemos hacer nosotros mismos) y tampoco debemos preocuparnos por la poca vida útil del mismo ya que el estallido al romperse servirá como un extra para ahuyentarlas.