Resumen

¿Quieres que tu ropa se sienta suave como cuando recién la compraste? Aquí te contamos cómo elaborar un suavizante natural con lo que tienes en la cocina: es fácil, económico y ecológico.


 

Necesitas

Vinagre
Bicarbonato de sodio
Aceite de lavanda 
1 cubo
10 cucharadas

Pasos

1

En un cubo plástico mezcla el vinagre, el bicarbonato de sodio y el aceite de lavanda.

2

Revuelve todo hasta conseguir una mezcla homogénea.

3

Cuando la lavadora esté en el último ciclo, agrega la mezcla para que actúe y deje tu ropa completamente suave.

Importante

  • Si no tienes aceite de lavanda o bicarbonato de sodio, puedes usar sólo vinagre y conseguirás el mismo efecto. Puedes utilizar otra sustancia como aromatizante.





    Atención
    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad